Camino a casa

Despues de un secreto sepulcral al cual ya tengo acostumbrados a ustedes mis queridos 3.5 lectores,  hoy les presento a una nueva colaboradora, para la cual les pido a ustedes un fuerte aplauso…………………………… ( aplaudan cabrones !! para que no se awuite y siga escribiendo)

Mientras iba en el autobús rumbo a mi casa, viendo pasar las montañas una tras otra en medio de la oscuridad de la noche, con la única luz tenue y difuminada que brindaba la luna, quién parecía sentir el frío de la noche y no quisiera salir, solo asomaba una pequeña parte de su circular silueta. El camión avanzaba a través del conocido y no tan ansiado camino donde la carretera serpenteaba con unas sorpresivas curvas que causarían malestar a más de uno. Comencé a acordarme de él, algo que no he podido evitar desde la última vez que lo vi. Mi cabeza, como si estuviese viendo una película pasó todas y cada una de las escenas donde aparecía él y revivía cada instante ansiando el momento de volver a verlo. Inmersa estaba entre mis pensamientos y deseos cuando de pronto vibró mi celular, inocentemente supuse que sería mi compañera de cuarto deseándome feliz viaje, sin embargo, al presionar el botón con un teléfono verde dibujado en el me lleve una gran sorpresa. ¡Era él! No sé si nos pensamos o se acordó de mi, según decía el mensaje se encontraba en un bar celebrando el cumpleaños de uno de sus amigos y quería saber como estaba yo, donde me encontraba. En ese mismo momento y sin poder evitarlo, mi corazón empezó a palpitar aceleradamente. Quería decirle mil cosas, que lo extrañaba, que quería abrazarlo, pero como siempre, no pude. El tampoco. Nos quedamos en silencio y sutilmente entre líneas el mismo mensaje que no nos atrevemos a decir… te quiero, me haces falta.

Adnil..

Anuncios

About this entry